Derecho y Religión en Uruguay
- 1
Evolución histórica
Editorial: IJ Editores
Año: 2017 / Edición: 1

Indice

Temas

Autores

Otros eBooks
Presentación
Prólogo
La injerencia. La Constitución de 1830 y el estado confesional
De la injerencia a la prescindencia. Conflictos durante la vigencia de la Constitución de 1830
Epílogo
Bibliografía
Precio: Gratis!
Presentación
Fecha: 01-07-2017
Cita: IJ-CDLXXXIII-827
Autores:
González Merlano, Gabriel

Presentación


José Gabriel González Merlano 


A nadie escapa la ausencia en nuestro país de un tratamiento sistemático del hecho religioso desde la perspectiva jurídica. No se puede negar la presencia de estudios de índole fenomenológica o sociológica sobre el tema, pero no desde el punto de vista del derecho. Las razones son obvias, es decir, la privatización que sufrió el fenómeno religioso en Uruguay hizo que una importante especialidad como lo es el derecho religioso (tradicionalmente llamado derecho eclesiástico), quedara absolutamente sin cultivar. si el estado excluye el factor religioso del ámbito público no es necesario un desarrollo jurídico, no hay por qué regular o legislar sobre lo que no se considera digno de ello.


Pero esto no siempre fue así. La primera mitad de nuestra bicentenaria historia conoció otro modelo. El siglo XIX fue testigo de un sistema de unión estado-religión (iglesia católica), que en el siglo XX se transformó en su opuesto, una separación radical de ambas esferas. En la actualidad estamos asistiendo, aunque todavía muy tímidamente, a ciertas revisiones, que si tenemos el coraje de asumirlas nos llevarán a algo nuevo, distinto de los siglos anteriores, más propio del siglo XXI.


Si fuera fácil y pertinente etiquetar o definir cada época sólo con un concepto, podríamos decir que el siglo XIX estuvo marcado por la injerencia del estado en la religión, propio de un régimen confesionalista jurisdiccionalista. El siguiente siglo nos deparó la total prescindencia de lo religioso, operada desde un estado involucrado en un proceso de secularización que dio lugar a un profundo laicismo. El nuevo siglo, en cambio, de alguna manera abandona los comportamientos radicales ante el factor religioso y se aprecia una ambigüedad, ya que sin abandonar totalmente las posturas críticas y hasta hostiles sobre el lugar de la religión — hecho social y cultural insoslayable— en lo público, se ven signos esperanzadores de cierta apertura hacia una auténtica laicidad.


El presente trabajo, por tanto, se plantea profundizar, con un enfoque cualitativo, de corte descriptivo y explicativo, en cada una de las etapas de nuestra historia, definidas por una particular relación estado-derecho-religión, los modos o modelos de entender la religión en el estado y las causas que llevaron a que una etapa diera surgimiento a la otra. Una mirada a los distintos sustratos ideológicos que dieron origen a diferentes concreciones jurídicas en el pasado, creemos que constituye un buen aporte para reubicar el factor religioso en la actualidad.


Esto nos permitirá cumplir con nuestros objetivos, siendo el principal profundizar en dos momentos fundamentales de nuestra historia jurídico-política, como son los que representan las constituciones de 1830 y 1918, en lo que respecta a la relación estado-religión. La investigación estará estructurada en tres volúmenes, de los cuales presentamos el primero, dedicado al período dominado por la Constitución de 1830, con sus antecedentes y su posterior vigencia, no exenta de variadas dificultades producidas por el régimen monista en materia religiosa, consagrado en nuestra primera Carta.


Para ello, este primer volumen se articula en dos bloques, dedicados uno al análisis de la Constitución de 1830, resultado de lo discutido y obrado en la asamblea General Constituyente, y el otro, a la vigencia de la misma en lo que concierne a la relación jurídica entre el estado y el fenómeno religioso, representado por la iglesia católica. A modo de epílogo, unas consideraciones finales, constituirán una síntesis de las principales ideas plasmadas en esta parte, de cara a las sucesivas etapas en esta evolución histórica del factor religioso y su relación con el estado, que continuaremos desarrollando en los siguientes volúmenes.


Debemos decir que esta tarea la hemos encarado como un proyecto de investigación, que hemos podido realizar gracias a la ayuda otorgada para tal fin por la institución Stipendienwerk Lateinamerika-Deutschland (ICALA), por intermedio de la Universidad Católica del Uruguay “Dámaso A. Larrañaga” (UCUDAL). Por ello, queremos resaltar y agradecer la confianza manifestada y el apoyo, tanto institucional como académico, brindado por los responsables de ICALA tanto a nivel general como local. Esperemos que el proyecto, que ahora ya es realidad, esté a la altura de tan preciado y prestigioso respaldo.


Finalmente, es nuestro deseo que esta tarea, no exenta de cierta pretensión, principalmente por su extensión, de la que estamos entregando la primera parte, sea de recibo y constituya un aporte histórico-jurídico para ir dando pasos en esa disciplina del derecho religioso, que no puede seguir siendo ignorada. Es imperioso comenzar a transitar jurídicamente por el camino de la relación del estado, el derecho y la religión, realidad cultural inocultable, a pesar de los intentos, con mayor o menor éxito, de esconderla, y que en forma trasnochada llegan hasta el presente.


Recomendar